Bolsa de macramé hecha con cuerda
Average rating0.0
Category DIY & Handicraft | Skills: Skill | Author: PHP | Language : Language | Difficulty level : Easy | Time : 5min Share Take Challenge Add Activity

Para hacer esta actividad vamos a utilizar una cuerda gruesa. Ten en cuenta que también podemos hacer otras versiones más pequeñas o más grandes, adaptando el tamaño de la cuerda.

Esta actividad consta de 4 pasos:

  • Cortar la cuerda.
  • Preparar las asas.
  • Sujetar la cuerda a las asas.
  • Anudar la cuerda.
  • Dejar el espacio adecuado entre nudos.
  • Hacer un remate sencillo y limpio.

 

Objetivos de aprendizaje

  • Aprender a hacer un bolso de cuerda.
  • Cómo preparar la cuerda y hacer los nudos correctamente.
  • Aprender a hacer cálculos para calcular distintos tamaños.
  • Hacer una bolsa de cuerda perfecta para la playa.

 

Habilidades entrenadas

Realizando esta actividad desarrollarás las siguientes destrezas:

  • Cómo hacer un bolso de cuerda.
  • Cómo hacer los nudos correctamente.
  • Cómo calcular el espacio entre nudos;
  • Cómo calcular el peso.
  • Cómo hacer de forma fácil un práctico bolso.

 

Competencias

También vas a mejorar algunas competencias como:

  • La capacidad de realizar cálculos sencillos, ya que debe cortarse la cuerda en trozos de la misma forma y tamaño.
  • La capacidad de crear utilizando pocos objetos.
  • Comprender las medidas.
  • Mejorar la conciencia ecológica.
  • Desarrollar un proyecto por nosotros mismos.

 

Material necesario

  • 40 metros de cuerda
  • Tijeras
  • Pistola de pegamento
  • 2 asas para bolso

 

Instrucciones

1. Comienza cortando la cuerda en 40 trozos – de entre 75 cm y 1m (30 - 40 pulgadas) según la largura deseada para la bolsa. En general, la largura de los trozos de cuerda debe ser de aproximadamente 3 veces la largura deseada para la bolsa.

2. Coge dos trozos de cuerda, dóblalos por la mitad y haz un bucle por la mitad alrededor del asa. 

3. Haz pasar los extremos de la cuerda por el bucle y tira de los mismos para anudar.

4. Continúa anudando la cuerda alrededor del asa, teniendo en cuenta la dirección del bucle, ya que ésta determina en qué lado queda el nudo. Anuda diez trozos de cuerda en cada asa.

5. Para comenzar a hacer la bolsa, coge dos hebras de cada nudo.

6. Deja dos hebras en el centro, coge las que están justo al lado de las hebras centrales y haz un nudo alrededor las mismas.

7. Repite esto mismo haciendo otro nudo alrededor de las hebras centrales, después tensa.

8. Tras tensar, el nudo debería tener este aspecto. Es lo que se conoce como “Nudo Plano”.

9. Cuidado con la distancia entre nudos. Yo comencé la primera fila de nudos a unos 7 cm (3 pulgadas) del asa y después fui dejando una separación de unos 5cm (2 pulgadas) entre las filas.

10. Esta es la primera fila de nudos de una de las caras de la bolsa. Cuando hayas hecho lo mismo  en la otra asa deberás unir ambas caras, por lo que las cuerdas de los extremos deben quedar sin anudar.

11. Para hacer la segunda fila de nudos coge dos hebras de cada nudo y repite el proceso.

12. Comienza otra fila dejando aproximadamente 5cm (2 pulgadas) de separación. Continúa hasta completar el tejido de macramé en ambas asas.

13. Una vez hechas las dos caras, es importante colgarlas y adaptarlas un poco, de esta forma será más fácil unirlas. Para ello, seguiremos haciendo el nudo plano con las hebras de los extremos.

14. Cuando estén unidas ambas caras, comenzarás con la fila inferior de nudos que será la que determina el ancho de apertura de la bolsa.

15. Para cerrar el fondo anuda unos con otros los extremos de cada cara. También puede aplicarse una gota de pegamento caliente en  los extremos de las cuerdas nada más cortarlas para evitar que se deshilachen.

16. Nosotros hemos cortado los trozos de cuerda que sobraban en los extremos y hemos dado vuelta al bolso, consiguiendo así un remate más limpio y sencillo, pero pueden dejarse los flecos e incluso deshilacharlos para darle un toque decorativo.

¡Lista para arrasar en la playa o en los mercadillos veraniegos! Un consejo, si vas a llevar algún objeto de valor te sugerimos que lleves dentro del bolso una carterita con cremallera. Así evitarás que las cosas se cuelen por los agujeros. ¡Disfruta de tu bolso!